Zurück zur Startseite!
Mensaje de Joseph Wilhelm
Mensaje del presidente de IFOAM
Lifetime Achievement Award Fred Kirschenmann
VIP Award Klaus Töpfer
Oro: La asociación coreana Hansalim
Oro: El Colectivo Timbaktu
Fallo del jurado
Ganadores de plata


SEARCH SITE

Search our pages for your search term:

Select language:


Mary Vattamattam y Bablu Ganguly de India | Premio OWA de oro 2014


Mejorando el mundo en colectivo


Mary Vattamattam y Bablu Ganguly de India son los fundadores del Colectivo Timbaktu, un sindicato de agricultores en Andhra Pradesh. El Colectivo Timbaktu surgió del compromiso político de ambos y de la visión de proporcionar a la población rural una vida independiente, gestionarse a sí misma y convivir de forma sostenible en harmonía y respetando la igualdad de género. Hoy pertenecen al colectivo 20.000 pequeños granjeros y campesinos de 156 pueblos; el número actual de miembros supera los 200.000.
 
Mary Vattamattam lleva dedicándose más de 35 años al área del desarrollo rural y trabaja como trabajadora social. Su trabajo se centra en los temas de la lucha contra la pobreza y los derechos de la mujer. Además de trabajar con mujeres, lo hace especialmente con niños, parias (antes „intocables“), grupos de indígenas, personas con discapacidades, campesinos y pequeños agricultores. Como buena apasionada por la creación de redes ha colaborado en el establecimiento de OXFAM en India.











Bablu Ganguly fue entre otras cosas militante del movimiento marxista en el que dirigía también un grupo de teatro de propaganda. Para él los derechos humanos es lo primordial. Apoyado por su gran compromiso práctico desarrolló el movimiento ecológico y apuesta especialmente por los temas de seguridad y soberanía alimentaria. Aporta al colectivo toda una gran experiencia como activista, entrenador, teórico, actor, recaudador de fondos y comunicador.
 
El extremadamente variado y amplio trabajo se coordina en diferentes departamentos.
Bajo el nombre de Chiguru el Colectivo Timbaktu apuesta a favor de la formación, de la educación alternativa y especialmente de los derechos de los niños y jóvenes.

La escuela naturista Prakruti Badi ofrece sobre todo a los niños con problemas sociales una buena educación escolar. En los proyectos Mogga el Colectivo Timbaktu trabaja con más de 2.000 niños en 45 pueblos. Aquí, en lo relativo a sus derechos ecológicos, se promueve el derecho de los niños a una buena vida, de su patrimonio medioambiental y de su derecho a la educación. Esta oferta viene acompañada de una excelente educación medioambiental.
 
Bajo Dharani se reúnen las actividades del área de la agricultura orgánica. Aproximadamente 1.800 familias de agricultores explotan en innumerables sanghas (asociaciones) unas 3.500 hectáreas de tierra. En tres cooperativas se recibe formación y también se organiza la elaboración y comercialización de los productos orgánicos. Esto asegura la participación en la cadena de valor y conduce a ingresos notablemente mejores.
 
Gracias al proyecto Gramasiri 650 familias de campesinos han podido adquirir ya cabras para convertirse en pequeños empresarios independientes con la comercialización de la carne. Por otro lado, Militha reúne las actividades para las personas discapacitadas. Estos reciben igualmente oportunidades de formación y un apoyo integral para fundar pequeñas empresas, como por ejemplo, una producción de jabones.

Sin embargo, el mayor y más amplio programa se llama Swasakthi. Cuatro grandes cooperativas ofrecen en esta asociación servicios bancarios, microcréditos y asesoría legal para proteger los derechos de las mujeres. Más de 17.000 mujeres son miembros. Juntas gestionan el significativo capital de 1,4 millones de euros.

Igual de impresionante y exitoso es el trabajo en el área de la gestión de los recursos naturales. Bajo el título del proyecto Kalpavalli los shanga contratan a los ecologistas para volver a cultivar los paisajes destruidos en grandes superficies. Hasta la fecha se han renaturalizado más de 3.000 hectáreas y en una superficie prácticamente igual se han instalado reservas naturales y corredores para animales salvajes.
 
Todas estas complejas y variadas actividades las coordina la estructura administrativa Sruthi que emplea a 110 trabajadores a jornada completa y 90 a jornada parcial. En vista del hecho de que muchos colectivos fracasaron especialmente en los llamados países socialistas, merece la pena mencionar cuán grande es el efecto que puede causar un desarrollo rural autónomo y justo dentro de estructuras sociales - con principios empresariales basados en la solidaridad, ecología y la justicia.
 
Con todo el respeto hacia las personas que se han comprometido en el Colectivo Timbaktu son también necesarios líderes visionarios como Mary Vattamattam y Bablu Ganguly que trabajan mano a mano para poder escribir una historia de éxito tan única con y para el Colectivo. Es el reparto harmónico de responsabilidades y el gran aporte de trabajo de ambos lo que construye los cimientos de un colectivo ejemplar que trae al mundo un paradigma económico necesario y nuevo - un paradigma que no sitúa al beneficio por encima del hombre y la naturaleza. El Colectivo Timbaktu nos muestra que se puede lograr una economía de bienestar común real.

www.timbaktu.org



© 2016 RAPUNZEL NATURKOST | Rapunzelstraße 1 | D - 87764 Legau
Telefon: (+49) 8330 / 529 - 0 | Telefax: (+49) 8330 / 529 - 1188
E-Mail: owa@rapunzel.de
www.rapunzel.de
www.ifoam.org

zu Favoriten hinzufügen | Seite drucken | zurück | nach oben | weiter
Kontaktformular | Sitemap
Impressum